Ander Mirambell: «El skeleton me cuesta dinero»

Ander Mirambell (Barcelona, 1983) es uno de los deportistas más peculiares de nuestro país. Su deporte, el skeleton, no existía en España cuando el comenzó a practicarlo en 2005. Para los que no sepan que es el skeleton, el propio Ander lo explica de manera sencilla: “es un deporte olímpico de invierno que consiste en bajar en un trineo boca abajo por un tubo de hielo de, entre, 1200 y 1500 metros, en el que llegamos a alcanzar los 140 km/h”. Ha participado en 3 JJOO, 8 Campeonatos Mundiales y se ha proclamado 2 veces campeón de la Copa América y es el 1º campeón español de la historia. 15 años después es dueño de, tan solo, una de las cinco licencias de skeleton que hay en nuestro país.

Atleta de 400 metros y heptatlón, Ander llegó al skeleton en 2005 de rebote. “Quería probar algo nuevo y el bobsleigh era demasiado caro, así que opté por una opción más económica”comenta el catalán. Un inicio tardío en un deporte completamente desconocido en España, que en aquel momento no contaba con ningún deportista. “Cuando llegué a casa y les expliqué a mis padres lo que era se acojonaron bastante, la verdad. Encima, a la semana tuve un accidente y pasé por el quirófano. No fue un inicio muy positivo” añade. Un accidente que, sin embargo, sirvió para que sus padres viajaran con él para ver el skeleton desde dentro y, asegura Ander, quedaran más tranquilos. “Se dieron cuenta que era más seguro de lo que parecía. Es un deporte muy espectacular, pero también tiene bastante parte de seguridad”puntualiza. Unas medidas de seguridad que, para las personas ajenas a este deporte, pueden parecer escasas y se limitan al casco. “También es vital tener, en todo momento, el cuerpo dentro del trineo. Así si pasa algo, el golpe se lo lleva el trineo y no tu cuerpo” añade Ander.

Cuando eres el pionero de una disciplina te encuentras con problemas por el camino de forma continua y, es que, exploras un terreno completamente desconocido. Esto es lo que ha ocurrido a Ander desde el principio. De hecho, en su primera competición, se fabricó unas zapatillas con unos ralladores de queso y papel de lija. “No podía construir unas zapatillas porque no tenía recursos. Así que cogí las zapatillas de clavo de atletismo y enganché papel de lija y ralladores de queso para hacer los frenos, porque se parecía un poco a lo que vimos por Internet” cuenta.  A pesar de su gran trabajo de artesanía, Ander no compitió con estas zapatillas. “Al final me dejaron unas zapatillas de segunda mano, que parecían de los años 60, pero bueno, pude competir” puntualiza el catalán.

Ander Mirambell durante una prueba de la Copa América

Las dificultades a la que están supeditados los deportistas de skeleton a la hora de practicar su deporte en igualdad de condiciones con sus rivales son superlativas. En España no hay ningún circuito de skeleton, por lo que cada vez que necesitan entrenar en el circuito han de viajar fuera del país. “Esto es una limitación increíble, tanto a la hora de preparar la competición como a nivel económico”puntualiza. Según los presupuestos publicados en la web de la Federación Española de Deportes de hielo, en 2019, su presupuesto total fue de 656.240,87€ a repartir entre los diferentes deportes que la forman: hockey hielo, patinaje, curling, bobsleigh, skeleton y luge. Una cifra que ha aumentado en los últimos años gracias a los buenos resultados de nuestros deportistas, pero que aun así está lejos de permitirles ser competitivos con las principales potencias. “Las ayudas han aumentado. No tanto como nos gustaría, pero tampoco nos podemos quejar…Para mí la evolución es limitada, si hubiese sido más rápida los resultados hubiesen sido mejores. Es lo lógico y normal, pero no lo que me hubiese gustado” comenta. Unas ayudas que, por supuesto, no son suficientes para cubrir los gastos de una temporada y los sponsors son vitales para sufragarse el deporte. “Así es, de hecho he visitado más de 100 empresas y más de la mitad no me han ayudado. Por ejemplo, Munich si ha decidido apostar por mí y estoy muy orgulloso. Al final, siempre hay alguien que cree en ti, aunque tengas que llamar a 99 puertas” añade.  

Tras 15 años practicando este deporte, 3 participaciones en JJOO y varios títulos continentales y nacionales después, el dinero que recibe del skeleton no es suficiente para vivir de ello. “El dinero que recibo de los sponsors es para tapar agujeros o pagarme el trineo… Por ejemplo, en la Copa América 2016 la Federación dijo que no había dinero y si queríamos competir era por iniciativa propia. Pagué mis gastos, los del entrenador y el fisio durante 4 semanas en Estados Unidos. Me costó una pasta. Es cierto que ahora me cuesta poco, pero al final, el objetivo de cada temporada es perder lo menos posible”nos cuenta el olímpico.

“Con los recursos que tengo no se puede pedir más”

Esta falta de infraestructuras y presupuesto se traduce en una desigualdad de condiciones de nuestros deportistas respecto a otros países. “Por poner un ejemplo una temporada de skeleton nuestra son 40.000€ más o menos, hay países que invierten más de 1 millón” comenta Ander. Una diferencia de presupuesto que suma más mérito a las gestas logradas por el deportista catalán que, en 15 años, ha logrado colocar al skeleton español en la élite mundial. “La gente juzga mucho en base a ganar o perder, pero antepongo todas las experiencias y personas que he conocido a los resultados. Además, ganar 2 Copas América es algo histórico. Al final con los recursos que tengo no se puede pedir más… No tiene ninguna explicación que pueda definir con palabras” afirma Ander. Su carrera ha sido una lucha constante contra imposibles en inferioridad de condiciones respecto a la mayoría de sus rivales. Un duro trabajo que conlleva que sus contrincantes pongan en valor lo conseguido por el catalán. “Te puedes ganar el respeto de los rivales de dos formas: ganando o trabajando al máximo y respetando al rival. Al final, cuando cumples esto, independientemente de quedar el 1º o el 17º los rivales te respetan”apunta.

Uno de los aspectos que más preocupa a Ander es el futuro del skeleton en nuestro país. Un deporte que nació en 2005 con su carrera deportiva y que espera que continúe cuando él se retire. “lo que más ilusión me hace es que la gente que viene por detrás pueda aprovechar todo este camino y llegar a unos Juegos Olímpicos. Cada vez me queda menos en este deporte y espero que puedan luchar por ese sueño. Es mi herencia personal” añade Ander. Luchando por el futuro del deporte, el pasado otoño, Ander y la Federación Española de Deportes de hielo organizaron un casting para buscar nuevos deportistas que decidan recoger el relevo del catalán. Una especie de “Operación Triunfo” al que se presentaron más de 110 personas. “se presentaron todo tipo de personas, desde campeones de España en atletismo a judokas… Escogimos a los 11 mejores y les realizamos pruebas físicas, psicotécnicas y nos quedamos con 8 de ellos. Nos fuimos a Innsbruck al hielo durante 2 semanas para ver quien tiene potencial y el último paso lo han dado Paula y Adrián que ya han comenzado a competir en la Copa América y en la Copa de Europa… Ha sido un año y medio muy duro, pero con un resultado muy positivo” concluye.

“Los deportistas podemos aportar mucho más a la sociedad”

La carrera de un deportista no se mide únicamente por sus resultados deportivos. Los deportistas tienen una gran responsabilidad social y Ander cree firmemente que la sociedad podría beneficiarse mucho más de ellos. “Creo que todos los deportistas olímpicos deberían pasar por los colegios y tener más implicación social. La mayoría podemos competir gracias a las subvenciones del Consejo Superior de Deportes, que vienen del bolsillo de los ciudadanos. Al final se trata de devolver a la sociedad lo que te da… Estamos muy mal aprovechados, podemos aportar mucho más a la sociedad”señala.

Uno de los proyectos paralelos a su carrera deportiva es “Insólits”, un programa que Ander presenta para TVE, en el que se encargan de dar visibilidad a otros deportes minoritarios que, al igual que el skeleton, no tienen cabida en los grandes medios. “Son deportes que también tienen su encanto y su magia. Hay gente que en vez de jugar al fútbol o al baloncesto, practica deportes como el hockey subacuático. El objetivo del programa es mostrar deportes que no tienen espacio en los medios y que la gente ni siquiera sabe que existen” aporta Ander. De momento, el programa se emite únicamente en catalán, aunque Ander sueña con crecer un poco más y emitirlo en castellano para toda España. “Me haría muchísima ilusión dar a conocer la realidad de muchos más deportes y, sinceramente, creo que es un formato que funcionaría” concluye.



A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, significa que aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar