Anna Montañana: “No creo en la diferenciación por sexo”

En nuestra tercera entrevista, hemos tenido el placer de entrevistar a Anna Montañana (Valencia, 1980), una de las mejores jugadoras de la historia del baloncesto español. Tras poner fin a su carrera deportiva, Anna ha seguido ligada al baloncesto desde diferentes puestos, actualmente trabaja como entrenadora asistente en el Montakit Fuenlabrada, convirtiéndose en la primera mujer en formar parte de un cuerpo técnico en toda la historia de la ACB. Esperamos que tras esta entrevista, conozcáis mejor la figura de Anna, sin ninguna duda, una pionera en la historia del deporte español.

23 de octubre de 1994, ¿qué te dice esta fecha?

Una fecha muy especial. Fue el día que debuté con el Dorna Godella en Primera División.

Debutaste con 13 años, ¿cómo encajaste el debut?

Pues con muchos nervios. Recuerdo que jugué un minuto y medio y me caí tres veces, me hicieron una falta e incluso metí un tiro libre. Ahora lo recuerdo y pienso que el entrenador, el director técnico y la presidenta estaban un poco locos por poner en la pista a una niña de 13 años. Aunque fue uno de los momentos más importantes de mi carrera.

En 2015 anunciaste tu retirada como jugadora profesional y afirmaste que comenzaba una nueva etapa de tu vida en la que el baloncesto seguiría siendo muy importante en tu vida. ¿Esperabas que todo fuera tan rápido?

Yo sabía que iba a estar alrededor del baloncesto. Era la presidenta del club de Godella y después fui directora técnica. Ya sabía que quería ser entrenadora. Siempre he seguido mucho el baloncesto masculino y entrenar a un equipo masculino es uno de mis sueños. Pero, bueno esto es como si soñara con ser entrenadora de la selección absoluta. Son sueños que tengo, pero que veo muy lejos.

Fue tu gran amiga Amaya Valdemoro quien recomendó tu contratación al presidente del Montakit Fuenlabrada. ¿Cómo fueron las conversaciones con José Quintana y con Néstor «Che» García?

Ellos buscaban alguien que pudiera aportar un punto de vista diferente y que tuviera trayectoria en el baloncesto profesional. Fue ahí, cuando Amaya no dudo en dudó en decir mi nombre y a partir de ahí empecé a tener más conversaciones técnicas con Néstor, a conocernos, el vio que podía aportar al equipo y después de vernos un par de veces y de tener un par de conversaciones pues decidieron contar conmigo.

¿Cómo ha sido tu llegada a Fuenlabrada?

Ha sido mejor de lo que me esperaba. El recibimiento por parte de todo el mundo ha sido increíble, los jugadores me han tratado como una más desde el principio y he estado muy cómoda desde el principio. Siempre he estado muy cómoda en la pista y en el parquet, aunque es verdad que era un poco diferente porque son hombres. Siempre pensamos que hay ese tipo de barreras, pero después cuando estás dentro ves que no existen o que podrían existir igual para un hombre.

Vamos a hablar  de tu etapa en Valencia, donde coincidiste con Becky Hammon que, casualmente, también fue la primera mujer en convertirse en entrenadora asistente de la NBA en San Antonio de la mano de Popoviç. ¿Qué te llamo la atención o que aprendiste de ella?

Se notaba que iba a ser entrenadora. Tenía unas cualidades técnicas y tácticas increíbles y una personalidad que la acompañaba a serlo. Tuvo la suerte de coincidir con Popoviç, uno de los mejores entrenadores de la historia de la NBA. Un entrenador que, al igual que Néstor, ha contado con gente en la que tenía confianza, más que intentar derribar barreras.

Hablemos de la llegada de Néstor a Fuenlabrada. Había alguna duda tras su contratación, aunque la temporada del equipo está siendo increíble. Os clasificasteis para la Copa y ahora estáis luchando por los Play Offs. ¿Cómo veis a la afición? 

Yo creo que a lo desconocido siempre se le tiene miedo. Por eso en el deporte siempre se apuesta más por lo conocido que por entrenaodres que pueden cambiar el curso de un equipo, pero que son desconocidos. Néstor lleva más de 20 años demostrando sus capacidades en Sudamérica y lo ha demostrado aquí en 8 meses. Ahora estamos fuera de Play Offs, pero seguiremos luchando. A los jugadores y al equipo se les ve bien y contentos, así que seguiremos luchando.

Cambiando de tema. Eres licenciada en Administración y Marketing por la Universidad George Washington. Hoy en día, hay muchos jóvenes que creen que su futuro está exclusivamente en el deporte. ¿Qué mensaje mandarías a las chicas que quieran seguir tu camino?

Ahora hay muchas más posibilidades de estudiar y jugar. Ahora hay más de 40 jugadoras en la NCAA que están estudiando y tienen una beca para el baloncesto. Todo se puede. Yo después de los cuatro años que pasé en Estados Unidos he seguido estudiando, me he sacado mis cursos de entrenadora y, aunque ahora no esté bien decirlo, un máster (risas), que parece que los regalan… La cuestión es el que el cerebro es un músculo más y también hay que entrenarlo. Hay tiempo para todo, hay que tener retos y estudiar tiene que ser uno de ellos.

De tu etapa en EEUU. ¿Qué fue lo que más te llamó la atención o el mayor aprendizaje que te llevaste?

Las relaciones sociales. Allí hay mucha más diferencia de clases que aquí. Me hizo aprender mucho a nivel personal, me tuve que superar mucho y viví  momentos no muy buenos. Pese a todo, fueron los mejores cuatro años de mi vida, no solo por el baloncesto, sino por lo que aprendí y lo que supuso para mi persona y para mi carrera. Siempre le digo a las jugadoras que si tienen la oportunidad es una muy buena experiencia para combinar deporte y vivir en un mundo nuevo, ya que el deporte femenino lo tratan a niveles completamente profesionales.

Nos has comentado hace unos minutos que algo está cambiando en la sociedad, ¿qué crees que tiene que seguir cambiando para que otras mujeres tengan oportunidades como la tuya?

Yo creo que tenemos que compaginar las dos cosas. Desde la parte de las mujeres, creo que tiene que haber más mujeres que hagan los cursos, que sean visibles e incrementar el número de mujeres que están preparadas para que nos puedan elegir y por parte de los que escogen quitarse las barreras, que no sirven para nada. Ahora mismo, en la Primera División femenina solo hay dos equipos dirigidos por mujeres.

«El deporte ha sido siempre una parcela de la sociedad muy machista»

 

En la Primera División femenina han triunfado equipos de ciudades no muy grandes y pocos equipos de la ACB apuestan por tener una sección femenina. ¿Es importante una iniciativa de cambio desde los clubes para mover a las masas?

Es cierto, aunque si está produciéndose un pequeño cambio. Valencia Basket tiene la fase de acceso a Liga Femenina. Estudiantes lo ha tenido este año, Unicaja Málaga va a ascender a Liga Femenina 2, el Barça tiene el equipo en Liga Femenina 2. Creo que es el futuro, que grandes entidades tengan dentro de su club las secciones femeninas. Con muy poca inversión, comparado con el masculino, puedes optar a títulos.

Hace unas semanas con el Día Internacional de la mujer se ha planteado el tema del machismo en el deporte. ¿Crees que existe una discriminación visible para la sociedad?

En la sociedad aún existe el machismo. Llevamos tiempo reivindicando que hay igualdad de esfuerzo y de horas, pero no de oportunidades y sueldo. Es algo, que como dije antes, también la mujer tiene que hacer para cambiar. El deporte ha sido siempre una parcela de la sociedad en la que el machismo ha estado muy presente porque la mayor parte de los seguidores son hombres y los que toman las decisiones también lo son. La mujer tiene que comenzar a estar visible en todas las parcelas que pueda, no solo como entrenadora o jugadora.

¿Ves muy lejos el día en que una mujer pueda convertirse en primera entrenadora de un equipo ACB?

Si, aún lo veo lejos. Ha costado muchos años que haya una entrenadora como yo. Es similar a lo que le costaría a un entrenador asistente nuevo, llegar a ser entrenador jefe. Creo que hasta que se de ese paso tiene que haber una combinación de muchas cosas como experiencia, preparación y carácter. Hay muchas mujeres como entrenadoras en clubs de formación, pero aún quedan pasos por dar.

Por último, ¿qué mensaje mandarías reivindicando el deporte femenino y el papel de la mujer en el deporte de élite?

Que los resultados están ahí. En los últimos 10-15 años, las mujeres en España hemos conseguido grandes éxitos en todos los deportes, desde gimnasia rítmica hasta balonmano. Es verdad, que tenemos menos remuneración y apoyo, así que imaginaros los resultados que podríamos obtener si tuvieramos más apoyo por parte de las instituciones y los medios de comunicación y dejar de vender tonterías.

Respecto a los medios de comunicación, ¿no crees que también es culpa del consumidor?

No, al final nosotros compramos lo que a todas horas nos venden. Te voy a poner un ejemplo, yo voy al gimnasio todos los días a mediodía y siempre pones los resúmenes del fútbol de la jornada anterior. Si pusieran resúmenes de balonmano o baloncesto femenino a la gente le interesaría más. Nos interesa la vida de los futbolistas, porque nos la meten con calzador. Al final, sabes que Cristiano Ronaldo está casado y tiene cuatro hijos. Lo sabes porque lo ves continuamente, no porque te interesa.

 



A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, significa que aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar